Buen Vecino de Empire Keeway: cada vez más comprometidos con los Valles del Tuy

El pasado viernes 30 de noviembre, por sexto año consecutivo, Empire Keeway puso en marcha "Buen Vecino", un programa de responsabilidad social empresarial, que busca ayudar a escuelas, ambulatorios, hogares de adultos mayores, y demás organizaciones de bajos recursos, todo esto en el marco del aniversario de la instauración de la empresa en los Valles del Tuy.

Estas entidades que reciben apoyo de parte de "Buen Vecino" son postuladas por los propios empleados de la empresa que conocen las necesidades de sus comunidades. De esta forma son ellos mismos y sus familiares, los que se ven beneficiados con esta iniciativa de la ensambladora.


A diferencia de los años anteriores, el Buen Vecino 2012 aumentó la cantidad de instituciones a beneficiar. Este año se apoyaron a distintos centros de salud, instalaciones deportivas, escuelas, liceos y módulos policiales, como por ejemplo la U.E.E. Dividivi, el ambulatorio Las Brisas y el estadio La Estrella. Cada uno de estos recibe dotaciones y/o reparaciones de acuerdo a sus necesidades, tales como instalaciones eléctricas, obras civiles, arreglos básicos como pintura de paredes, puertas, entre otros.

"El programa Buen Vecino va de la mano con la visión de nuestra empresa, la cual es brindarle bienestar a nuestro personal y a la sociedad, con el fin de mejorar su calidad de vida. De esta forma reforzamos nuestro compromiso con el país, principalmente con el sector de Valles del Tuy", aseveró Yecenia Ceballos, directora de gestión del talento humano de Empire Keeway.

Cada año y gracias a la importante labor de un grupo de voluntarios se realizan los trabajos de pintura, reparación de paredes y dotación de equipos, convirtiéndose en partícipes de la maravillosa experiencia de compartir y ayudar a los demás.

En 2012 el programa de responsabilidad social empresarial de Empire Keeway, a través de Buen Vecino, ha apoyado a un total de 21 instituciones tanto en reparaciones de infraestructura, como otorgando dotaciones de diferentes tipos. La empresa ha invertido en lo que va de año más de 3,5 millones de bolívares; en este monto se incluye la ayuda que mensualmente ofrecen a sus trabajadores por medio de la versión interna de esta iniciativa.

A lo largo de todo el año Buen Vecino forma parte del día a día de la realidad de todos los empleados de Empire Keeway. Mensualmente se seleccionan 12 trabajadores a quienes se les ofrece apoyo de diversas maneras, tales como: materiales de construcción, enseres básicos y dotación de medicinas, entre muchos otros.

Para la empresa ensambladora de motocicletas más grande del país, este programa no solamente representa una iniciativa de responsabilidad social empresarial. Buen Vecino es una manera de retribuir a la comunidad de los Valles del Tuy por haber acogido a Empire Keeway desde hace seis años en este sector, además de recompensar a sus colaboradores por la labor que realizan a diario. "Es la mejor manera de ver reflejada la filosofía de la empresa y retribuir la confianza que han puesto en nosotros", así lo afirmó Carolina Meléndez, directora de comunicaciones integradas de la empresa.

Empire Keeway se mantiene fiel a su compromiso de brindar crecimiento y bienestar a la comunidad, y mantener una relación estrecha con los vecinos de la zona, quienes han sido un apoyo fundamental desde su instalación en el parque industrial en Charallave.